Dietas, Vida Saludable

16 tips para hacer dieta

El ejercicio juega un papel fundamental cuando nos proponemos bajar de peso, sin embargo, la forma en que nos alimentamos puede ser incluso más importante. Si estás planeando empezar una dieta y hacer un cambio en tu estilo de vida, pon atención a los siguientes tips que son muy sencillos y realmente te ayudarán.



1. Elimina el pensamiento de los alimentos prohibidos: Según los entrenadores Chris y Heidi Powell, al momento en que nos privamos de algún alimento, ese es justamente el que queremos comer. Entonces la forma es permitirse todo, pero con moderación.
2. Mantenerte limpia de procesados: Reemplaza los alimentos procesados, por aquellos naturales. No sólo son más nutritivos, sino que también encontrarás diversos sabores y además te ayudarán a sentirte satisfecha por más tiempo.
3. Prefiere los granos enteros: los carbohidratos refinados y procesados hacen más lenta tu digestión. Los cereales integrales ricos en fibra mantienen a raya el hambre y además te ayudan a tener una digestión sana, que es un factor crucial en la pérdida de peso.
4. El yogurt griego es tu mejor amigo: Reemplaza la crema ácida por el yogurt griego en todas tus preparaciones, honestamente no te darás cuenta.
5. Snacks inteligentes: En lugar de un snack que sólo incluye un grupo alimenticio, anímate por dos o tres. La combinación de proteínas, fibra y carbohidratos es el mejor combustible para mantenerte con energía y con sensación de saciedad.
6. Come (no tomes) las frutas: Cuando comemos las frutas enteras, con toda su fibra intacta, el cuerpo libera el azúcar en la sangre lentamente, lo que produce que te sientas satisfecha por más tiempo. Disfruta un jugo de frutas ocasionalmente y como un regalo, acostúmbrate a comerla entera.
7. Come carbohidratos en la mañana: Es preferente comer los carbohidratos durante la mañana, ya que así tendrás mas horas durante el día para quemarlos.
8. Ensalada libre de aliños envasados: Elimina los crutones y aliños envasados de tus ensaladas. Trata de comer tus vegetales con un aliño ligero hecho en casa y reemplaza los crutones por frutos secos.
9. Elimina las frituras: Puedes hornear, cocinar al vapor o saltear, pero nunca freír!
10. Más especias, menos salsas: Las salsas en base a azúcar y crema además de aportar un extra de calorías que no necesitas, cubren los sabores naturales de tus comidas. Reemplaza las salsas por un chorro de aceite de oliva y prueba con diversas especias.
11. Dile NO a las bebidas: Las calorías adicionales y los productos químicos que vienen en las bebidas simplemente no valen la pena. Si te gusta sentir las burbujas del gas, entonces el agua gasificada es para ti. En un principio es difícil, pero realmente vale la pena hacerlo.
12. Agrega siempre algo verde: En tu almuerzo o comida, siempre añade algo verde a tu plato. Esto hace que cada comida tenga un mayor contenido nutritivo.



13. Toma el café o té sin azúcar: Realmente es una adición innecesaria y así evitas subir el nivel de azúcar en la sangre.
14. Cocina sólo una porción: Si el control de lo que comes es un problema para ti y te encanta repetirte, entonces cocina lo justo para las porciones necesarias y que éstas sean de un tamaño razonable. De esta manera evitarás la tentación.
15. Un poco de hambre no es malo: Según la nutrióloga Cynthia Saas, es normal sentir hambre suave tres o cuatro veces al día cuando corresponde a tus comidas regulares.
16. Deja espacio para algunos “recreos inteligentes”: Planea con anticipación si sabes que tienes algún evento en que seguro vas a comer más de la cuenta. Mantén tu dieta limpia y esto seguro hará que tu indulgencia sea mucho más dulce.