Dietas, Recetas, Vida Saludable

Compota de manzana – receta cocina macrobiótica

Es una receta fácil ya que el único ingrediente será manzana, si bien la almendra es un complemento opcional la canela para aromatizar no debe de faltar. Cuando se cocinan las manzanas los carbohidratos se transforman en lo que son azúcares simples, y de ahí se transformará en lo que es un excelente postre.
Este tipo de postre lo podemos consumir a media mañana o a media tarde, este postre se lo podemos dar a nuestros hijos cuando llegan a nuestra casa después del colegio, o bien a aquellos ancianos que recordarán como antaño ese postre que les preparaba la madre.
Pero deberemos de diferenciar según la alimentación macrobiótica y aquella alimentación energética, los efectos que tiene esta fruta en nuestro organismo es la de que este quede frío, cuanto menos cocida esté la manzana más va a enfriar. En el verano cuando haya calor se puede consumir este tipo de postre ya que se encargará de enfriar nuestro cuerpo.
La vitamina de esta fruta no solo se encuentra en la fruta fresca, sino que también se encuentra en la vitamina cocida. Para asegurar tu aporte de vitaminas diario podrás cocer las manzanas por 3 minutos.

Cocina macrobiótica ricas en vitaminas

Otra de las acotaciones que se deben de realizar es que es mejor comer fuera de las comidas la fruta, ya que si la fruta la ingerimos como si fuese el postre estaremos perjudicando o mejor dicho retrasando la digestión se hace lenta y pesada.
Se disminuye la capacidad de poder absorber la proteína vegetal cuando ingerimos fruta junto con proteína vegetal, por eso es recomendable que se consuma seitán, tempeh, tofu o legumbres y además debe de intentar no ingerir fruta en el mismo horario.
También se debe de saber que este tipo de postres contiene más azúcar que la fruta en si misma. Si bien este postre una vez que se haya realizado puede durar hasta dos días en la heladera, pero la realidad es que no hay nada mejor que un compota de manzana recién hecha.

Receta de compota de manzana como receta macrobiótica

Ingredientes
Esta compota es apta para personas con diabetes.
  • 8 manzanas cortadas en trozos y peladas
  • 1 pizca de sal
  • 1 rama de canela
  • 2 cucharaditas de almendras tostadas
Preparación
  • Se debe de coloca la canela, la pizca de sal y las manzanas cortadas en un olla, con tapa y estas se deben de cocinar a fuego lento, no se necesita agregar agua.
  • Se debe de ir revolviendo de vez en cuando para que las manzanas no se peguen en el fondo, hasta que las manzanas comiencen a largar el jugo de estas, este proceso debe de durar unos quince minutos más o menos.
  • Posteriormente debemos de cocinar las manzanas por otros quince minutos hasta que estas estén bien cocidas.
  • Se debe de retirar la rama de la canela, para que se pueda triturar junto con las almendras y espolvorear por encima de la compota de manzanas.
Se puede servir frío o templado, lo ideal es frío.
Si queremos otra variante que sea aún más dulce se le puede agregar unas pasas, un plátano, pero esta variante no se recomienda para diabéticos.